Blog de Vadequímica

El espacio donde conocer las características y aplicaciones de productos químicos para piscinas, agricultura, tratamiento de aguas, automoción, hogar, entre muchos otros.

Product was successfully added to your shopping cart.

Usos y aplicaciones del ácido sulfúrico en la industria

Hoy te queremos informar sobre todos los usos y aplicaciones del ácido sulfúrico en la industria. Verás que no es por nada el químico más fabricado del mundo. 

¿Qué es el ácido sulfúrico?

El ácido sulfúrico, de fórmula química H2SO4, es un líquido amarillo viscoso muy corrosivo utilizado a gran escala en el mundo industrial. También es conocido como ácido tetraoxosulfúrico o tetraoxosulfato de hidrógeno, debido a su formación atómica.

El H2SO4 es soluble en agua y su efecto es principalmente deshidratante y oxidante, además de actuar como ácido. Dado su gran poder de deshidratación, es capaz de carbonizar la materia orgánica y emite mucho calor al ser mezclado con agua. 

Hay que tener en cuenta que este producto químico hay que manipularlo con mucho cuidado, solo por manos expertas. Es un compuesto muy reactivo y no es de uso doméstico directo (con excepción de su inclusión en formulaciones de algunos productos de limpieza, como ya veremos), sino que normalmente se usan sus propiedades para procesar otros productos dentro de varias industrias. 

De nuevo y antes de seguir, solo se recomienda su uso a personas formadas y preparadas, que tomen las medidas de seguridad adecuadas.

Usos del ácido sulfúrico en las diferentes industrias

Estas son las principales aplicaciones que el ácido sulfúrico tiene en las diferentes industrias, ya sea como materia prima indirecta o como parte del producto final (más ocasionalmente). 

Industria de fertilizantes

El ácido tetraoxosulfúrico o ácido sulfúrico se usa principalmente (hasta en un 60%) en la elaboración de fertilizantes inorgánicos. Lo que se hace es usar gran cantidad de este recurso para producir el compuesto de ácido fosfórico, que sirve para crear fertilizantes como: 

  • Superfosfato triple
  • Fosfatos de mono
  • Fosfatos de diamonio

En menores concentraciones, también se usa para producir fertilizantes como el superfosfato o el sulfato de amonio. 

Como vemos, el ácido sulfúrico es un recurso vital para la industria agroquímica. 

aplicaciones del ácido sulfúrico

Industria petroquímica

El ácido sulfúrico también se utiliza en la industria de la refinación del petróleo. Principalmente, se aplica como materia prima para la refinación, alquilación y purificación del petróleo en crudo.

Se utiliza como un producto principalmente catalizador para facilitar una reacción beneficiosa en diferentes procesos químicos orgánicos y petroquímicos, consiguiendo nitraciones, deshidrataciones y condensaciones. 

Industria automovilística

Las baterías suelen contener ácido sulfúrico en cantidades muy pequeñas, y de hecho es más conocido comúnmente, en su formulación específica, como ácido de batería. Esta formulación consigue producir energía gracias a la reacción química provocada del contacto del plomo con el ácido sulfúrico, cosa que le hace perder carga con el tiempo de uso. 

También se puede encontrar ácido sulfúrico en las baterías recargables, aunque siempre en combinación con otros componentes que ayudan a recuperar la batería para volverla a usar. 

Es común el uso de ácido sulfúrico para reparar baterías en talleres mecánicos.

Industria química inorgánica

El ácido sulfúrico también tiene amplia aplicación en la industria química inorgánica, siendo parte de los componentes para crear pigmentos de óxido de titanio, ácido clorhídrico y ácido fluorhídrico. También se puede fabricar ácido nítrico, ácido fosfórico y muchos otros componentes de amplia aplicación. 

Por tanto, es lógico pensar que el ácido sulfúrico no pueda faltar en ningún laboratorio. Un ejemplo de ello es el uso de este componente en la industria farmacéutica, como en la elaboración de medicamentos para el cáncer.

aplicaciones del ácido sulfúrico

Industria de tratamiento de metales

En la industria del tratamiento de metales, el ácido sulfúrico también es un gran aliado. Cuando es expuesto a altas temperaturas (al punto de ebullición de 337 °C), es capaz de oxidar con gran rapidez cualquier metal (con excepción de los metales nobles como el oro o el platino). 

Se utiliza en lo que se conoce como decapado: extrayendo impurezas, óxido o la cal de la superficie. Este también es un proceso vital en la fabricación del acero, aunque actualmente se utiliza más el ácido clorhídrico en su lugar, gracias a unos resultados más rápidos y eficientes en el decapado (a pesar de tener un mayor precio). 

Por supuesto, el uso del ácido sulfúrico en metales no se limita a esto, sino que también se aplica al cobre, al uranio, al vanadio... Todas las purificaciones y plateados de metales no ferrosos se hacen con este componente, mediante los baños electrolíticos. 

Industria de la madera y el papel

En algunos procesos de fabricación del papel y el tratamiento de madera, el ácido sulfúrico también es indispensable, sobre todo durante la limpieza de la pasta de papel en las salas de máquinas, ideal para retirar impurezas.

Industria téxtil

Este producto también es muy importante en la fabricación de varios procesos textiles de tipo químico o artificial, así como el tratamiento tanto de pieles como de cuero. 

Por ejemplo, el ácido sulfúrico destaca especialmente en la creación de seda artificial. Se usa el ácido principalmente para crear todas las fibras sintéticas a partir de la combinación con una solución concreta. El resultado es un material que rivaliza en suavidad, caída y brillo con la seda natural, pero que a diferencia de su rival no aísla el calor corporal, lo que la hace un tejido ideal para ropa de verano. 

usos del ácido sulfúrico industria

Industria de la limpieza

En la industria de la limpieza podemos encontrar pequeñas dosis de este material, que se añade directamente en las formulaciones de detergentes y limpiadores de desagües: 

En el caso de los detergentes, se utiliza para elaborarlo gracias al proceso de la sulfonación orgánica.

Los limpiadores de desagües, en cambio, tienen base de ácido sulfúrico. Por tanto, se sirven de las propiedades del componente para acabar con la suciedad en las tuberías. Debido a su composición, este es un producto peligroso, que podría causar quemaduras en la piel si se usa sin precaución. 

Compra ácido sulfúrico para tu negocio

Si eres propietario de algún negocio de alguna de las anteriores industrias, tal vez te pueda interesar utilizar el ácido sulfúrico en la elaboración y producción de tus productos.

En VadeQuímica tenemos ácido sulfúrico en varias concentraciones, para que lo utilices con libertad en tu fabricación, siguiendo tus propias fórmulas. Recuerda mantener siempre todas las medidas de seguridad, ya que este ácido es altamente corrosivo. 

Aquí encontrarás ácido sulfúrico de concentraciones del 36 %,40 % y 50 % en 25 L. Si necesitas alguna otra cosa más concreta puedes contactarnos.

¡Esperamos que te hayan quedado claros todos los usos y aplicaciones del ácido sulfúrico en la industria! Obtén los mejores resultados en tu industria con la aplicación de este efectivo componente. 

Donde y como tú quieras
Somos un equipo de especialistas
Envase, transporte y pago seguro
Tenemos kryptonita
🍪 Ajustes de cookies
Esta web utiliza cookies para poder proporcionar la mejor experiencia a sus usuarios.