Ácido Sulfúrico (H2SO4): ácido, oxidante y deshidratante

Ácido Sulfúrico (H2SO4): ácido, oxidante y deshidratante

El ácido sulfúrico es un líquido denso, aceitoso y muy corrosivo.

Es el compuesto químico que más se produce en el mundo debido a sus amplias aplicaciones.

Este producto químico industrial tiene tres características principales por las cuáles su uso es tan amplio:

  1. Actúa como ácido: Es un ácido diprótico que en disolución forma dos iones, el hidrogenosulfato y el ion sulfato. Normalmente se usará el ácido diluido para realizar esta función.
  2. Es oxidante: Actúa como tal, reduciéndose a dióxido de azufre. De este modo puede disolver metales como el cobre, plomo, etc. Sin embargo no ataca a metales nobles como el oro o el platino. Para aumentar su poder oxidante se debe usar concentrado y caliente.
  3. Es deshidratante: El ácido sulfúrico tiene una fuerte acción deshidratante y no sólo extrae el agua de las sustancias químicas y de los tejidos animales y vegetales, sino que por contacto directo causa la destrucción de éstos; además de sustancias como azúcares, papel y fibras textiles vegetales. Es por esto por lo que se utiliza para desecar sustancias. Normalmente se usará el concentrado.

Principales aplicaciones del ácido sulfúrico

  • Regulación del pH en diversas fabricaciones de productos tanto orgánicos como inorgánicos.
  • Industria metalúrgica.
  • Ácido para baterías (diluido), en este caso se utiliza el Ácido sulfúrico al 40%.
  • Fabricación de fertilizantes (ácido concentrado).
  • Fabricación de pigmentos.
  • Tratamiento de aguas así como depuración de aguas residual.
  • Refinado de aceites y grasas.

Las diferentes concentraciones en las que puede encontrarse el ácido sulfúrico son: 36%, 40%, 50%, 70%, 98% y  98% químicamente puro.

Related Products