×

:

Not a valid Time
Campo obligatorio.

7 métodos para evitar la corrosión de metales

7 métodos para evitar la corrosión de metales

¿Así que estás buscando métodos para evitar la corrosión en tus metales? En ese caso, te interesará muchísimo lo que tenemos para sugerirte en este artículo de Vadequímica. Quédate y encuentra el sistema ideal, en tu caso, para prevenir la corrosión.

1. Revestimientos protectores

La aplicación de revestimientos, tanto metálicos como no metálicos, es una de las medidas más habituales para prevenir la corrosión. Existen dos tipos de revestimientos que cabe mencionar:

Los recubrimientos no metálicos, como pinturas, barnices, cerámicos y compuestos avanzados crean una capa que aísla el metal de los agentes corrosivos.

Los revestimientos metálicos incluyen métodos como el galvanizado con zinc, que proporciona una capa de protección sacrificial, o la inmersión en aluminio o estaño.

El uso de estos recubrimientos crea una barrera física que protege al metal de la exposición a la humedad y otros factores que aceleran la corrosión.

2. Protección catódica

La protección catódica es una técnica donde se utiliza un ánodo de sacrificio, un metal más electronegativo que la estructura principal, que se corroe en su lugar.

Este método es muy bueno para proteger estructuras marinas, tuberías y tanques enterrados, ya que la corriente eléctrica generada durante la reacción protege al metal más valioso.

Una variante muy curiosa es la aplicación de corriente eléctrica directa para mantener el flujo de electrones hacia la estructura, reforzando la protección catódica en ambientes subterráneos o acuáticos.

3. Aleaciones resistentes a la corrosión

La mejor prevención está en lo que pasa antes de la fabricación. Si usas un material que no puede sufrir corrosión, reducirás la posibilidad a cero.

El acero inoxidable y las aleaciones de níquel-cromo, por ejemplo, son especialmente resistentes. Estas aleaciones son ideales para entornos donde el contacto con agentes corrosivos es frecuente, como en la industria química, el transporte marino y el procesamiento de alimentos.

4. Inhibidores de corrosión

Uno de los sistemas más potentes para evitar la corrosión son los inhibidores de corrosión. Compuestos químicos que, cuando se añaden al entorno, interfieren en las reacciones químicas que causan el deterioro del metal.

Por ejemplo, el bórax o el sulfato de cobre, productos que tenemos disponibles en Vadequímica, se pueden añadir a sistemas de refrigeración para formar una capa protectora en la superficie del metal.

5. Control ambiental

La corrosión se debe tanto al material como a las condiciones del entorno. Por tanto, si controlas el ambiente en el que está el material, controlarás también su corrosión. Vamos, limitar las condiciones que propician la corrosión.

Puedes reducir la humedad y la temperatura, eliminar el oxígeno del entorno o disminuir la concentración de iones corrosivos, haciendo que las reacciones que degradan el metal se ralenticen o incluso se detengan.

En sistemas industriales, la gestión del entorno incluye la filtración de gases, la deshumidificación y el uso de materiales desecantes.

6. Diseño estructural

El diseño estructural también puede ayudar mucho a prevenir la corrosión.

Evita áreas donde el agua pueda acumularse y facilita el drenaje para reducir la formación de óxidos.

Además, garantiza un acceso fácil a las partes críticas para su limpieza y mantenimiento, prolongando así la vida útil de la estructura.

También puedes minimizar el uso de elementos disímiles que generen pares galvánicos.

7. Mantenimiento regular

De nada sirve usar los mejores materiales o controlar tanto el diseño como el ambiente si no se tiene un mínimo de cuidado con el metal que se está corroyendo.

Hay que inspeccionar de vez en cuando el material para ver si hay signos tempranos de corrosión y tomar medidas correctivas antes de que el daño sea irreversible.

Las tareas de mantenimiento incluyen eliminar la suciedad, la grasa y el agua acumulada, además de aplicar nuevos recubrimientos protectores.

Combinando estos métodos, puedes abordar la prevención de la corrosión desde distintas perspectivas, garantizando la máxima durabilidad para las estructuras metálicas en cualquier entorno.

Esperamos que te hayan sido útiles nuestros consejos sobre los métodos para evitar la corrosión en tus materiales. Recuerda que en Vadequímica puedes contar con una tienda de productos químicos muy completa, en la que podrás comprar todo lo que necesites. Ponte en contacto con nosotros si crees que tienes alguna necesidad que podamos cubrir con nuestros productos y no encuentras el adecuado.

Related Posts

Related Products