Trucos para la limpieza del frigorífico y su mantenimiento

Trucos para la limpieza del frigorífico y su mantenimiento

El frigorífico precisa de un cuidado especial frente al que damos a otros electrodomésticos ya que ahí conservamos nuestros alimentos. Por ello es fundamental mantenerlo limpio y en perfectas condiciones.

Para evitar olores y suciedad, es recomendable guardar los alimentos con protección, en recipientes herméticos o envueltos en un material adecuado. Esto ayudará a su mejor conservación y a aprovechar mejor el espacio.

Aquí van unas recomendaciones para la limpieza del frigorífico y su mantenimiento.

Limpieza del interior del frigorífico

Limpie el interior del frigorífico con agua caliente y bicarbonato. Si quiere que desaparezcan los malos olores, puede añadir unas gotas de vinagre.

Si hay restos de grasa es preferible utilizar un producto específico antigrasa con detergente que contenga amoniaco. Dejarlo actuar y retirarlo con ayuda de una bayeta.

Limpieza rejilla

La rejilla posterior del frigorífico suele acumular cierta cantidad de polvo que podemos retirar fácilmente con una bayeta húmeda, no mojada. Eso si, desenchufar antes el aparato para evitar accidentes.

También se puede utilizar un pequeño aspirador que tenga un cepillo acoplado.

Limpieza exterior del frigorífico

En la limpieza del frigorífico no nos tenemos que olvidar del exterior y el esmalte que lo cubre, para limpiarlo podemos utilizar agua con un chorro de lejía, tras aplicarlo, dejar secar sin aclarar. Pasada una hora, aclarar y pasar un trapo de algodón con una gotas de alcohol de quemar para recuperar el brillo.

Eliminar manchas amarillas en el frigorífico

En ocasiones el esmalte exterior del frigorífico adquiere un aspecto amarillento, estas manchas se pueden eliminar con la ayuda de una bayeta humedecida con agua oxigenada. Después de lo cual, aclarar y dejar secar.

Congelador

Para su limpieza, cuando esté descongelado, pasar una bayeta con jabón y unas gotas de amoniaco. A continuación aclarar.

Truco para que descongele más rápido:

Una vez desenchufado aplicar a la escarcha aire caliente con un secador de pelo. También se puede aplicar glicerina en las paredes.

Truco para las cubiteras:

Si quieres evitar que se peguen al congelador, frota su parte inferior con un cabo de vela. La cera es un aislante que te evitará tener que desengancharlas.

Related Products