Tipos de nitratos usados en plantas

Tipos de nitratos usados en plantas

¿Cuáles son los tipos de nitratos más recomendados en las plantas y cultivos? En este artículo te los descubrimos todos.

 

Hace unas semanas, publicamos un artículo sobre el uso de nitratos para plantas, y explicamos claramente la función esencial de aporte de nitrógeno que tienen los nitratos en la vegetación.

 

Sin embargo, hoy nos gustaría entrar un poco más en detalle sobre cada tipo de nitrato, así como en su utilidad específica en la jardinería y horticultura. Todos los que verás en este artículo (ordenados alfabéticamente) los tenemos en Vadecultivo, así que si te interesa puedes obtenerlo con unos pocos clicks.

 

Nitrato amónico

 

El nitrato amónico, también referido nitrato de amonio, cuya fórmula química es NH4NO3, es una sal que la conforman iones de nitrato y de amonio. El equilibrio de ambos componentes es del 50% aproximadamente, al menos en el caso del que tenemos en nuestra tienda.

 

Tal y como mencionamos en el anterior artículo, el nitrato amónico es especialmente útil porque aporta una gran cantidad de nitrógeno a la planta, pero mantiene cierto contenido en su composición, y lo va soltando de forma progresiva

 

Esto último se debe gracias a la parte amoniacal, que los microorganismos presentes en el suelo lo oxidan por nitratos poco a poco, y mantiene a la planta bien nutrida durante más tiempo.

 

Nitrato cálcico

 

El nitrato cálcico también recibe el nombre de nitrato de calcio y tiene la fórmula química Ca(NO3)2

 

Como ya da pistas su nombre, su principal diferencia es la presencia de calcio, que aporta un extra muy interesante en horticultura y agricultura. Ayuda a que las plantas crezcan de forma más sana durante la etapa de crecimiento, así que nunca debe dejar de utilizarse.

 

Con una mayor presencia de calcio, la planta puede construir mejores paredes celulares, lo que da más consistencia a su crecimiento y le ayuda a crear una base sólida. Una planta con falta de calcio mostraría defectos o desequilibrios en su crecimiento.

 

Además de todo esto, el nitrato cálcico también resulta ser un abono muy popular entre los cultivadores hidropónicos, así que si tú lo tienes, lo necesitas.

 

Nitrato de magnesio

 

El nitrato de magnesio, de fórmula química Mg(NO3)2, es (igual que pasa con todos los demás nitratos) una sal fácil de disolver en el agua. Como es costumbre en el magnesio, está compuesto por pequeños cristales de color blanco.

 

El magnesio lo convierte en un fertilizante muy potente en la agricultura. Su función principal es la de aportar nutrientes al suelo, que ayudan tanto como el nitrato cálcico en el crecimiento. 

 

También puede aplicarse de forma foliar, ayudando a prevenir y curar la falta de magnesio en la planta de manera más directa.

 

Nitrato férrico

 

Como vamos viendo a lo largo del artículo, las propiedades y composición del nitrato está mayormente definida por su segundo nombre. En este caso, estamos hablando del nitrato férrico, conocido también como nitrato de hierro III. Su fórmula química es Fe(NO3)3

 

La sal de este nitrato es distinta a todas las demás, por estar compuesta por granos cristalinos metálicos y de aspecto sólido, con un color violeta y diferentes tonalidades según la luz a la que esté expuesto.

 

A pesar de su composición, como buen nitrato que es, se disuelve fácilmente en el agua, y por supuesto es una gran fuente de hierro para las plantas.

 

Cuando una planta tiene suficiente hierro, tendrá más energía. Esto es porque aprovecha mejor el proceso de síntesis de la clorofila, lo que se expresa en la ausencia de clorosis en las hojas nuevas.

 

Si tus cultivos tienen las hojas amarillas con venas verdes (clorosis intravenosa) es probable que les falte algo de hierro. Cabe recordar que tampoco debe excederse en el uso del nitrato férrico, ya que un exceso de hierro (o de nitrato) puede ser tóxico, y también puede tener consecuencias negativas para la planta.

 

Nitrato potásico

 

El nitrato potásico o nitrato de potasio, de fórmula química KNO3 ya lo hemos mencionado en otros artículos, y no es para menos, porque su composición es muy positiva para la planta.

 

El que tenemos en nuestra tienda se obtiene mayoritariamente a partir del cloruro potásico, mediante síntesis química.

 

Como ya es deducible por su nombre, es una fuente extra de potasio para las plantas, algo que ya ha demostrado ser muy útil por su facilidad de absorción, lo que lo convierte en una buena fuente inmediata de nutrientes.

 

La ausencia de cloro resulta ser una gran ventaja a la hora de utilizarlo como fertilizante en los cultivos que tienen frutos, también como parte de otras soluciones para abonos de todo tipo de plantaciones.

 

Nitrato sódico

 

El nitrato sódico, también conocido como nitrato de sodio y con fórmula química NaNO3. Como sus hermanos nitratos, es fácil de disolver en el agua.

 

Relacionado con la industria de la agricultura, se utiliza a menudo en la fabricación de fertilizantes.

 

Esta mezcla es un aporte inmediato de nitrógeno para las plantas, de hecho es uno de los más empleados desde el siglo XIX por millones de horticultores y agricultores. No obstante, hoy en día tiene menos adeptos que antes, debido a la gran cantidad de opciones que hay. Eso sí: Uno de los cultivos que aún se benefician de este componente es el tabaco.

 

Estos que hemos definido aquí son los tipos de nitratos que más te interesa usar si quieres conseguir los mejores resultados en tus plantaciones. Como sabes, tienes nuestra sección de nitratos en Vadecultivo disponible para que la explores y sigas actualizado sobre nuestro catálogo de opciones.