5 aditivos usados en la industria del vino

5 aditivos usados en la industria del vino

En el mundo de la enología nunca hay que olvidar todos los aditivos usados en el vino, ya que con ellos se obtienen los resultados finales que suelen tener más éxito entre los comensales durante una cena.

 

Tanto si eres un amante de los vinos como un fabricante relacionado con la enología, este artículo te interesa. Aquí te hablaremos sobre los componentes más importantes que se suelen utilizar en esta industria, junto a su utilidad y recomendaciones generales.

 

Y es que, durante la elaboración del vino intervienen múltiples componentes que se pueden emplear para crear matices o detalles que le interese al vendedor.

 

Por supuesto, si tienes suerte y el vino al natural ya tiene un sabor exquisito, no requerirás de estos añadidos para cambiar nada, pero la mayoría de veces no es ese el caso. Además, el vino también es una sustancia que necesita cierta protección química, algo que se aplica desde que empezamos a crear el vino. Ahí es donde entra en juego la importancia de entender la química enológica.

 

En otras palabras, los aditivos que mencionaremos a continuación ayudan a cuidar y a darle personalidad propia al vino, más allá de cómo haya salido una cosecha en particular. A continuación mencionamos algunos de los que más éxito están teniendo en nuestra tienda especializada en alimentación: Vadefood.

 

Ácido cítrico

 

El ácido cítrico es un líquido que suele tener un tono amarillo. En la industria alimentaria también se cataloga como E330 (prueba de que está regulado por la UE), además de ser biodegradable. Suele encontrarse en los frutos cítricos, que le dan este nombre.

 

Este químico tan natural es fácil de disolver en otros líquidos, como puede ser el vino. Ahí tiene diferentes funciones:

 

  • Saborizante: Por su añadido sabor cítrico, que añade mucha personalidad.
  • Regulador del pH: Muy importante para mantener el equilibrio químico del vino.
  • Antioxidante: Esencial si quieres que el vino aguante por mucho tiempo.
  • Acidulante: Como todo ácido, ayuda a resaltar el sabor natural del vino.

 

En cuanto a ácidos cítricos, tenemos dos opciones ahora mismo en Vadefood:

 

 

Carbonato cálcico

 

Conocido también como E170i, este es un polvo blanco sin olor que es obtenido a partir del mineral. Además de ser una buena fuente de calcio, en la industria enológica se utiliza sobre todo para:

 

  • Colorante: Aporta cierto cambio en el aspecto del vino.
  • Gasificante: La espuma tiene un encanto particular en los vinos. Por eso, el carbonato es perfecto para vinos que no han generado espuma durante su fermentación.

 

Si quieres disfrutar de las propiedades del carbonato cálcico, que sepas que lo encontrarás en nuestra tienda.

 

Sulfitos

 

Los sulfitos son sales inorgánicas que suelen venir en forma de polvos blancos. Además, son fáciles de disolver y de manipular, lo que los hace ideales como componentes para la fabricación.

 

En el caso de los vinos, no es sorprendente que se hayan utilizado casi desde el principio como uno de los componentes esenciales a añadir al vino al principio y al final de su proceso de elaboración, algo importante como agente conservante y que controla a los microorganismos. Estas son sus funciones más importantes:

 

  • Antioxidante: Permite mantener al vino en buen estado durante más tiempo.
  • Antiséptico: Ayuda a limpiar el producto.
  • Antifúngico: Indispensable para cuidar del producto durante su fabricación.
  • Inhibidor enzimático: Otra ayuda más para evitar la proliferación de componentes que no nos interesan como fabricantes.

 

Si quieres explorar el posible uso de sulfitos en tu fábrica, te recomendamos consultar estos productos:

 

 

 

Ácido ascórbico

 

Volvemos a los ácidos para mencionar otro componente esencial en, sobre todo, la conservación de los vinos como alternativa a los sulfitos.

 

El ácido ascórbico, de siglas E300, no solo se usa en vinos, sino también en gran parte de la industria alimentaria. Es un cristal transparente sin olores que se disuelve rápidamente y que añade un sabor ácido a la mezcla.

 

Como propiedades, cabe resaltar que es un componente orgánico, y que proviene del azúcar. Su utilidad principal es la de proteger al vino, lo que significa que le ayuda a mantener su color, aroma y composición durante más tiempo.

 

En nuestra tienda puedes encontrar varias alternativas con este componente o sus derivados:

 

 

Como verás en nuestra sección especializada en fabricación del vino, tienes muchas más opciones para añadir a tu mezcla y sacar el máximo partido de todos los aditivos usados en vinos. Esperamos que tu producto acabe siendo exquisito con nuestro catálogo de opciones.