×

:

Not a valid Time
Campo obligatorio.

Jarabe de glucosa, ¿qué es y para qué sirve?

Jarabe de glucosa, ¿qué es y para qué sirve?

¿Tienes ganas de saber si deberías de usar jarabe de glucosa en tus preparaciones?, pues sigue leyendo.

A través de esta guía, exploraremos en detalle qué es el jarabe de glucosa, cómo se obtiene, sus diferencias con otros edulcorantes como el jarabe de maíz, los tipos de alimentos que lo contienen, y por qué es elegido por fabricantes de todo el mundo para mejorar la calidad de sus productos.

¿Qué es el jarabe de glucosa y para qué sirve?

El jarabe de glucosa, normalmente elaborado a partir de almidón de maíz, es una solución acuosa que se obtiene mediante la hidrólisis del almidón.

La hidrólisis descompone el almidón en moléculas más pequeñas, liberando glucosa. También puede producirse a partir de almidón de trigo, arroz, patata o cebada, aunque el maíz es el más común debido al bajo coste en su producción.

Es común usar este jarabe en la industria alimentaria por su capacidad para aportar dulzura, aunque (todo sea dicho) es menos dulce que el azúcar común, pero resulta más versátil.

De hecho, el jarabe de glucosa suele usarse tanto como edulcorante como espesante, y aporta textura en los alimentos, que quedan más suaves y homogéneos y ayuda también a evitar la cristalización de azúcar en productos como los helados.

¿Cómo se obtiene el jarabe de glucosa?

Como ya hemos dicho, este jarabe se obtiene a partir de la hidrólisis. Comienza con el almidón, extraído de fuentes como el maíz, el trigo o la patata.

Este almidón se mezcla con agua y luego se trata con ácidos o enzimas que catalizan la hidrólisis (llamado hidrólisis enzimática). Durante la hidrólisis, las largas cadenas de almidón se rompen en unidades más pequeñas de glucosa.

El resultado es una solución clara e incolora de jarabe de glucosa que se puede ajustar en términos de concentración y textura según el uso final deseado.

Como ya sabrás, en nuestra tienda lo puedes encontrar en su versión en polvo, que puede ayudarte a calcular con mucha más precisión la cantidad de producto a usar.

¿Qué diferencia hay entre el jarabe de maíz y la glucosa?

Esta es una pregunta muy frecuente, ya que la gente tiende a confundir una cosa con otra. Aunque a menudo se usan como sinónimos, el jarabe de maíz y la glucosa tienen algunas diferencias.

La glucosa como tal es un tipo de azúcar simple que se encuentra de manera natural en muchos alimentos como frutas y verduras. Es esencial para el cuerpo porque proporciona energía a las células.

En la cocina, la glucosa se usa para mantener los dulces suaves y evitar que los azúcares se cristalicen.

Por otro lado, el jarabe de maíz se obtiene del almidón de maíz y es principalmente "glucosa", pero a menudo se modifica para aumentar su contenido de fructosa, ocasionando lo que se conoce como jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF).

El jarabe de maíz, especialmente el de alta fructosa, se utiliza mucho en productos procesados por ser barato y muy dulce.

Ojo, porque consumir mucha fructosa puede ser malo para la salud, relacionándose con problemas como la obesidad y enfermedades del hígado.

Por tanto, el jarabe de glucosa que vendemos en Vadequimica, a pesar de venir del maíz, tiene una dextrosa equivalente de 20-22%, por lo que es barato, pero también saludable. Este tipo de jarabe mantiene un equilibrio adecuado entre dulzura y funcionalidad, sin los altos niveles de fructosa que ya hemos mencionado como peligrosos para la salud.

¿Qué tipo de aditivo es el jarabe de glucosa?

El jarabe de glucosa se clasifica en la industria alimentaria como un edulcorante, muy usado entre los endulzantes en repostería.

Vamos, que su función principal es aportar un sabor dulce a los alimentos, aunque, como ya hemos mencionado, también está muy bien valorado por su capacidad para actuar como agente humectante y espesante.

Estas propiedades lo hacen indispensable en una amplia gama de productos. Veamos cuáles….

¿Qué alimentos llevan jarabe de glucosa?

El jarabe de glucosa se encuentra en una variedad impresionante de productos. Algunos ejemplos:

  1. Refrescos: Edulcorante principal en muchas bebidas carbonatadas.
  2. Yogures: Común en versiones saborizadas o con frutas añadidas.
  3. Galletas: Aporta dulzura y mejora la textura.
  4. Cereales de desayuno: Utilizado para endulzar y texturizar.
  5. Kétchup: Ayuda a equilibrar la acidez y endulzar.
  6. Palomitas de caramelo: Proporciona el recubrimiento dulce y pegajoso.
  7. Pan dulce: Mantiene la humedad y suaviza la textura.
  8. Mermelada: Conserva las frutas y las endulza.
  9. Jarabes para la tos: Base edulcorante en muchos productos farmacéuticos.
  10. Fondant para pasteles: Crea una textura suave y manejable.

Como ves, el jarabe de glucosa es sin duda un aditivo que puede resultar interesante, sobre todo si buscas la mejor alternativa para endulzar tus platos. Recuerda que lo encontrarás en Vadefood, igual que cualquier otro ingrediente que necesites para tus formulaciones.

Related Posts

Related Products