Mi carrito0,00 €

Product was successfully added to your shopping cart.

Para bajar el pH

Es muy importante que el PH del agua de la piscina esté entre 7,2 y 7,6. No sólo porque fuera de estos registros pueden producirse irritaciones en los ojos, olor, incrustaciones calcáreas o turbiedad del agua, sino también porque sólo con un PH equilibrado los productos de desinfección del agua funcionan correctamente.

Es muy fácil mantener el PH correcto: se mide (cada semana por ejemplo) para ver si está alto o bajo y cuánto y a partir de ahí se usan los Incrementadores o MInoradores de PH, tanto en forma líquida como granulada, en las dosis recomendadas.

2 artículo(s)

por página
Cargando ...Cargar Más ...

2 artículo(s)

por página
🍪 Ajustes de cookies
Esta web utiliza cookies para poder proporcionar la mejor experiencia a sus usuarios.