×

:

Not a valid Time
Campo obligatorio.

Fertilizante para tomates: Guía completa

Fertilizante para tomates: Guía completa

Si buscas un buen fertilizante para tomates, en este artículo te hablaremos sobre cuál puedes comprar, cómo aplicarlo y muchas cosas más. Bienvenido a Vadecultivo, nuestra sección sobre jardinería.

Es comprensible que quieras disfrutar de un buen huerto con tomates, ya que tienen muchos beneficios para la salud. A continuación te resolvemos algunas de las preguntas que los usuarios más suelen hacernos sobre estos productos.

¿Qué fertilizantes se usan en el tomate?

Para aumentar el rendimiento del tomate es muy importante aportarle una buena fertilización que garantice el equilibrio del sustrato. Primero de todo, nos centraremos en desgranar los principales nutrientes que podría necesitar tu planta para crecer fuerte y sana:

  • Nitrógeno: Un nitrógeno suficiente (si es cítrico) puede mejorar mucho el desarrollo de los tomates, pero también es importante no pasarse. La medida estandarizada son entre 2,2 y 2,4 kg de nitrógeno por cada tonelada de tomate. Nuestro fertilizante para tomates de COMPO es lo mejor que puedes aplicar, porque tiene de todo (y nitrógeno también).
  • Fósforo: ¿Quieres que tu planta crezca temprano?, el fósforo se encarga precisamente de conseguirlo. También puede ser interesante durante el cuajado del fruto. El estimulador de raíces que tenemos en la tienda tiene un 20% de Pentóxido fosfórico.
  • Potasio: Los tomates tienen unos requisitos muy altos de potasio, y esto ayuda a que el tomate crezca mucho más. No obstante, esto debe de aplicarse con cuidado y equilibrarlo con el calcio y el magnesio. En nuestro fertilizante de huerto tenemos potasio.
  • Azufre: Cuando la planta empieza a producir tomates, o poco antes de eso, puede ser muy interesante añadir azufre entre sus fertilizantes. Este es un nutriente que suele escasear en los suelos, aunque lo mejor que se puede hacer para que lo absorba la planta es aplicarlo directamente sobre la hoja. Nuestro abono cítrico contiene mucho azufre.
  • Calcio: El calcio puede resultar útil para mejorar el desarrollo de la planta, sobre todo a mitad de temporada. Nuestro Fertilizante Supreme contiene calcio, además de muchos otros micronutrientes.
  • Otros micronutrientes: El equilibrio nutritivo de la planta lo es todo. Hay que evitar que el manganeso o el boro, aunque son necesarios, sean demasiado frecuentes en la planta (ya que son tóxicos en exceso). Normalmente, los buenos fertilizantes suelen venir ya preparados con una fórmula que contempla todo esto.

¿Cuál es el mejor fertilizante para el tomate?

Ya lo hemos adelantado antes, pero el mejor fertilizante es el que necesite tu planta según su sustrato y en cada momento. Tienes que entender cuál es el tipo de sustrato que estás usando, y reaccionar según cómo la planta responda.

No obstante, si tuviéramos que recomendarte un solo fertilizante, el candidato sería el fertilizante para tomates de COMPO. No solo es una fórmula específica para tomates, sino que además es muy completa porque contiene la mayoría de nutrientes que tu planta va a necesitar para conseguir ese empujón inicial tan necesario.

En caso de que estés interesado en un fertilizante que te sea útil para muchas otras plantas (a pesar de no estar tan especializado), te puede interesar el Fertilizante Supreme, que es el que más variedad de micronutrientes puede aportarle.

Si aún no has plantado tus tomates, te recomendamos que también te mires nuestro sustrato de huerto y frutales. Así tendrás una tierra con muchos nutrientes para empezar con buen pie.

Tan importante como saber qué fertilizante usar, es también tener claro cuándo y cómo aplicarlo. Te lo explicamos a continuación:

¿Cuándo se fertiliza el tomate?

Si quieres aprovechar al máximo las etapas de crecimiento del tomate y ahorrar en fertilizante, puedes esperarte hasta que el tomate empieza a producir los primeros frutos.

Teniendo en cuenta que los tomates suelen sembrarse a finales de invierno (como muchos otros cultivos), es probable que esto surja alrededor de mayo-junio. Todo esto dependerá de las temperaturas y del clima, por supuesto.

Otra opción que también es muy recomendable está en aprovechar el poder potenciador del nitrógeno para aplicarle el fertilizante justo en el momento de la plantación. No obstante, si ves que tu planta empieza a "decaer" en algún momento, puedes volver a echarle, siempre con cuidado.

¿Cómo poner fertilizante?

El sistema de fertilizado dependerá mucho del tipo de fertilizante que utilices (recuerda el ejemplo del azufre), pero generalmente el fertilizante suele aplicarse un poco por debajo de la superficie el sustrato que rodea la planta, tapando de nuevo el agujero con tierra y regando. De esta manera, la planta absorberá estos nuevos nutrientes.

Después de leerte todos estos consejos sobre el fertilizante de tomates, esperamos que logres muchos mejores resultados en tu pequeño huerto ¡Ya sabes que puedes contar con Vadecultivo para mejorar el rendimiento de tus plantas!

Related Posts

Related Products