Blog de Vadequímica

El espacio donde conocer las características y aplicaciones de productos químicos para piscinas, agricultura, tratamiento de aguas, automoción, hogar, entre muchos otros.

Product was successfully added to your shopping cart.

Jabón casero

Jabón casero

El jabón de sosa es uno de esos productos que todavía se fabrican artesanalmente en algunos hogares y también en pequeños comercios. La producción de este jabón casero parece que va aumentando por la tendencia a usar productos más naturales. Y es que quien lo fabrica, puede elegir como enriquecer la mezcla básica y personalizarla al máximo.

Su receta lo convierte en un producto biodegradable y tiene beneficios potenciales para el cuidado de la piel e incluso de la ropa y la limpieza del hogar según la fórmula utilizada.

fabricar jabón casero

Que productos se utilizan

Los ingredientes básicos de este jabón son sosa cáustica y el agua como agente disolvente, además de una grasa como la manteca de cerdo, aceite de oliva, de coco, palma, girasol, etc. Cada una de estas grasas aporta unas características diferenciadas al jabón.

Antiguamente se utilizaban las cenizas de la saponaria, una planta con altas cantidades de hidróxido sódico, nombre con el que también se conoce la sosa cáustica.

Otro ingrediente que se incorpora a esta elaboración es el percarbonato sódico recubierto, su efecto en la ropa es muy apreciado por los clientes de Vadequímica, este comentario que nos dejó un clienta lo resume:

UN ALIADO PARA LA COLADA
Con un poco consigues más blancura, suavidad y proteges la vida de tu lavadora.

Como se elabora el jabón casero

Seguro que ya habéis navegado por la red y habéis encontrado multitud de recetas en internet que os ayudarán a conseguir colores, olores y formas distintos.

La forma tradicional en la que se utilizaba la manteca de cerdo, esta se calentaba en el agua y ambos productos se iban mezclando, después se añadía la sosa cáustica poco a poco sin dejar de remover. Tras conseguir una masa espesa se dejaba secar en un molde y una vez seco se cortaba en porciones.

En el caso de utilizar aceites líquidos, se disuelve la sosa cáustica en el agua y luego se añade el aceite sin dejar de remover.

Si queréis utilizar aceites reciclados, el jabón resultante tendrá un mejor uso para la limpieza de ropa y del hogar.

Todo ello sin olvidar la seguridad. Se utilizan gafas protectoras, guantes, delantal y mascarilla. No hay que olvidar que la sosa cáustica es un producto químico corrosivo y que la mezcla realizada llegará a la temperatura de unos 80ºC.

Recetas básicas de jabón casero

Fabricación de jabón en pastillas: Disolver 0,5 kg. de sosa en 3 litros de agua y mezclar en caliente con 3 litros de aceite o grasa. Agitar con fuerza.

Verter en el molde elegido y dejar endurecer. Lavar con agua y cortar.

Fabricación de jabón en polvo: Adicionar a 6 litros de agua, 0,5 kg. se sosa, 0,5 kg. de percarbonato sódico y 0,5 kg. de detergente. Mezclar vigorosamente.

A continuacion añadir 6 litros de aceite/grasa, agitando de nuevo la mezcla para que quede lo más homogénea posible.

Extender sobre una superficie de plástico, y dejar secar removiendo y deshaciendo periódicamente los gránulos formados.

¿Cuál es vuestra receta?

Como decía anteriormente, en internet se pueden encontrar muchas formas de hacer jabón de sosa para dar el toque particular de quien lo fabrica o quien lo va a utilizar. Nos hemos encontrado con recetas en las que se añaden verduras para aprovechar sus beneficios para la piel, esencias curiosas como la de palomitas de maíz, utilización de moldes de todo tipo, etc.

Donde y como tú quieras
Somos un equipo de especialistas
Envase, transporte y pago seguro
Tenemos kryptonita
🍪 Ajustes de cookies
Esta web utiliza cookies para poder proporcionar la mejor experiencia a sus usuarios.