×

:

Not a valid Time
Campo obligatorio.

Electropulido y decapado del acero inoxidable

Electropulido y decapado del acero inoxidable

El electropulido de acero inoxidable es una técnica empleada en el sector de la metalurgia que aporta muy buenos resultados. En este artículo te explicamos un poco más y te damos algunas ideas de productos que podrían serte muy útiles si pretendes obtener los mejores resultados durante su fabricación.

¿Cómo funciona el electropulido?

Entrando más en detalle, el electropulido es un proceso de fabricación que consiste en mejorar la superficie de los metales, incluido el acero inoxidable. El nombre "electro" viene del hecho que se aplica en objetos que son conductores de electricidad, como ocurre con el acero.

En el electropulido, se retira material de la superficie de un metal para mejorar sus propiedades. Es un proceso electroquímico que se utiliza para pulir, pasivar y eliminar imperfecciones en los metales.

Si tuviéramos una plancha de acero inoxidable con una superficie un poco irregular, con imperfecciones, tendríamos que recurrir a este método.

Durante el electropulido, se sumerge esa pieza en una solución química especial y se aplica una corriente eléctrica. Esta corriente provoca una reacción que disuelve las capas superficiales del metal.

El resultado es una superficie mucho más lisa, brillante y limpia. Además, este proceso ayuda a eliminar pequeñas partículas de metal que pueden haber quedado atrapadas en la superficie, y también puede mejorar la resistencia a la corrosión.

3 tipos de productos usados en el electropulido

¿Quieres conseguir los mejores resultados durante el electropulido? Entonces tienes nuestra sección de electropulido y decapado de acero inoxidable, donde encontrarás todo lo que necesitas. Te resumimos algunos de los productos más interesantes, divididos según el tipo de aplicación, de manera orientativa:

Preparación de superficies

El electropulido es un proceso delicado, y hay que preparar de manera minuciosa la superficie para tener garantías de obtener buenos resultados, reduciendo al máximo las interferencias con el proceso. Hay tres productos que podrían ser indispensables:

  • Ácido clorhídrico: Ayudará a retirar los restos de aceites, grasas, óxidos y otros contaminantes que pueden estar presentes en las superficies metálicas, antes del pulido.
  • Hidróxido de sodio, o sosa cáustica: Puede ayudar en el desengrasado de las superficies. Eliminará las grasas y aceites que el ácido no sea capaz de retirar.
  • Piedra pómez en polvo: Puede ayudar en un posible pulido mecánico previo al electropulido, intentando suavizar esas irregularidades y garantizando que el electropulido se aplique de manera más uniforme.

Soluciones de electropulido

Ya tienes preparado el acero para el electropulido, pero, ¿qué productos usar en la solución? Aquí tienes algunos a usar durante el tratamiento:

  • Acetato de níquel 4H: Este compuesto se utiliza para aportar iones de níquel al baño de electropulido. Al incorporar níquel en la solución, se facilita el depósito uniforme sobre la superficie del acero inoxidable, contribuyendo a un acabado más brillante y resistente a la corrosión.
  • Sulfato de zinc: Al igual que el acetato de níquel, el sulfato de zinc se utiliza para influir en la composición de la solución de electropulido. Su rol es fundamental para obtener un acabado específico en ciertos tipos de metales, donde se requiere un tratamiento particular.
  • Ácido sulfúrico: Actúa como un poderoso agente de pulido, ayudando a remover los óxidos y preparar la superficie para el proceso de electropulido. Su capacidad para limpiar y pulir la superficie metálica es crucial para asegurar que el acabado final sea de la más alta calidad.
  • Bifluoruro amónico: Muy útil en la limpieza y decapado de metales antes de someterlos a otros procesos.
  • Tiourea: Este compuesto se añade a la solución para mejorar aún más el brillo y la calidad del acabado en ciertos metales. La tiourea ayuda a conseguir una superficie más lisa y brillante.

Además de estos productos químicos, también contamos con un accesorio más que necesario al tratar las soluciones:

  • Tapón con grifo para bombonas: Aunque pueda parecer un simple accesorio, el tapón con grifo para bombonas es un complemento vital en el manejo de los químicos utilizados en el electropulido. Ayudará a evitar derrames, garantizando una manipulación correcta de las sustancias. Recordemos que en este proceso se trabaja con ácidos y líquidos corrosivos, así que hay que tratarlos con cuidado.

Neutralización y tratamiento de residuos

Durante y después del electropulido, van a derramarse líquidos, y es ahí donde entran en acción otros dos productos que se suelen escoger:

  • Carbonato sódico: Después de un proceso intenso como el electropulido, las piezas metálicas quedan cubiertas por soluciones ácidas que pueden seguir actuando incluso después de finalizado el proceso. La función del carbonato es neutralizar los restos de ácido presentes en las piezas y en el baño de electropulido.
  • Absorbente para vertidos: El manejo de sustancias químicas, especialmente ácidos y otros componentes del baño de electropulido, siempre conlleva el riesgo de derrames accidentales. Los absorbentes para vertidos son esenciales en cualquier entorno de trabajo que involucre químicos, y en el electropulido no es la excepción.

Esperamos que nuestros productos para el electropulido de acero inoxidable te sean útiles. Recuerda que puedes encontrar esto y mucho más en nuestra tienda. Ponte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda sobre nuestro catálogo.

Your feelings about the post?

Tipos de conservantes: Naturales y artificiales
Previous article

Tipos de conservantes: Naturales y artificiales

Next article

5 problemas de tener un pH alto en las piscinas, y la solución

5 problemas de tener un pH alto en las piscinas, y la solución

Related Posts

Related Products