Blanquear con agua oxigenada

Blanquear con agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada, es un compuesto químico versátil y económico que ofrece múltiples aplicaciones en diversos sectores, como el farmacéutico. En este artículo, exploraremos cómo el blanqueamiento con agua oxigenada puede ser útil en distintas áreas en las que podrías aplicarlo para su uso profesional o comercial, incluyendo la limpieza de ropa, o el tratamiento de materiales como la madera o el plástico, entre otros.

Blanqueamiento textil

Empezando por el tipo de blanqueamiento más común, y tal vez más evidente: el agua oxigenada es una excelente alternativa a la lejía para conseguir que las prendas de ropa tengan un blanco impoluto. Para ello, cuando vayas a realizar una lavadora de ropa blanca, solo debes añadir 1/2 taza de agua oxigenada al 3% en el cajetín donde se pone el detergente de la lavadora.

Blanquear madera

El agua oxigenada a 130 volúmenes se puede utilizar por los fabricantes para tratar de aclarar la madera y conseguir diferentes resultados. Para ello, es indispensable que sigas estos pasos:

  • Lija la superficie
  • Prepara una mezcla de 3 partes de agua oxigenada y 1 de amoníaco.
  • Aplica esta mezcla con un trapo (evita los trapos de algodón).
  • Deja que la madera se seque unos minutos.
  • Frota con otro trapo seco.
  • Si quieres aún mejores resultados, pásale otro trapo más con alcohol.

Blanquear plástico

El plástico suele volverse amarillo con el tiempo, y el agua oxigenada puede ayudar a que recupere su color original, cosa que puede ser útil en el ámbito profesional. Te explicamos cómo hacerlo:

  • Limpia la pieza con un trapo húmedo y detergente, enjuagándola para que no queden restos de jabón.
  • Sumerge el objeto en un recipiente con agua oxigenada.
  • Coloca el recipiente en un lugar con luz directa del sol o bajo una lámpara que proporcione luz y calor.
  • Deja actuar al componente durante 6 horas y observa cómo el plástico se blanquea poco a poco.

Limpieza

El sector de la limpieza es el que más se beneficia del uso del agua oxigenada y su poder de blanqueamiento. Para la limpieza de superficies se recomienda una concentración del 0,5%, en nuestro post ¿Cómo diluir agua oxigenada?, explicamos cómo hacerla en base a concentraciones más altas.

A continuación tienes algunos ejemplos donde se puede aplicar:

Inodoro

El agua oxigenada es perfecta para limpiar y desinfectar el inodoro.

  • Vierte media taza de agua oxigenada sobre la superficie del inodoro de forma uniforme.
  • Déjala actuar durante 20 minutos.
  • Limpia con una bayeta antes de tirar de la cadena.

Rieles de aluminio

Es posible limpiar canaletas y rieles de ventanas de aluminio con este componente:

  • Aspira primero los rieles para eliminar el polvo superficial.
  • Aplica agua oxigenada en las áreas sucias.
  • Deja actuar un par de minutos.
  • Limpia con una bayeta o paño de microfibra.

Plancha

Si has quemado una prenda con la plancha y ahora tiene restos de tela pegados en la superficie, el agua oxigenada puede ser de gran ayuda:

  • Apaga la plancha y déjala enfriar por completo.
  • Aplica una pequeña cantidad de agua oxigenada sobre los restos de tela quemada.
  • Deja que actúe durante unos minutos.
  • Frota suavemente con un paño de microfibra hasta que se desprendan las piezas de ropa.
  • Enjuaga la plancha con agua antes de volverla a usar.

Desinfección de cepillos y peines

El agua oxigenada es un desinfectante efectivo y se puede utilizar para limpiar o esterilizar tus cepillos y peines, algo necesario por ejemplo en el sector peluquero, sin necesidad de aparatos especiales:

  • Retira primero todo el cabello de los cepillos y peines.
  • Sumérgelos en una mezcla de agua tibia y agua oxigenada al 3% durante unos 20 minutos.
  • Enjuaga bien los cepillos y peines con agua corriente.
  • Déjalos secar al aire libre antes de volver a utilizarlos.

Limpieza de espejos y cristales

Por si no lo sabías, el peróxido de hidrógeno también es útil para limpiar espejos y cristales, ya que no deja marcas ni rayas:

  • Mezcla partes iguales de agua y agua oxigenada al 3% en una botella con atomizador.
  • Rocía la solución sobre el espejo o el cristal.
  • Limpia con un paño de microfibra o papel de periódico.
  • Seca rápidamente para evitar que se formen marcas.

Eliminar manchas de sangre o vino en la ropa

Si tienes una prenda blanca manchada con sangre o vino, siendo lo primero común en el ámbito hospitalario y lo segundo común por ejemplo en los restaurantes, el agua oxigenada puede ayudarte a eliminarla:

  • Aplica agua oxigenada directamente sobre la mancha.
  • Deja actuar durante unos minutos.
  • Enjuaga con agua fría y jabón neutro.
  • Repite el proceso si es necesario.
  • Lava la prenda como de costumbre.

Asegúrate de no utilizar agua oxigenada en tejidos delicados, ya que podría dañarlos.

En general, también queremos que recuerdes que el agua oxigenada, precisamente por su poder blanqueante, puede decolorar ciertos materiales y superficies. En caso de duda, es buena idea probarla en un área pequeña y de manera controlada antes de aplicarla en áreas más grandes o notorias.

Como ves, son muchas las maneras que existen de blanquear con agua oxigenada. En Vadequímica nos encanta aportarte productos que tengan múltiples utilidades, incluso en áreas y sectores que no esperabas. Un componente químico tan versátil como el peróxido de hidrógeno, se merece un hueco en tu estantería, de eso estamos seguros. Ten en cuenta también las concentraciones, ya que a partir de más del 12 % de concentración este es un producto considerado precursor de explosivos, y no solo se necesita una licencia para comprarlo, sino que también se debe manejar con extrema precaución. 

Related Posts

Related Products