Cómo cuidar los libros con unos toques de química

Cómo cuidar los libros con unos toques de química

Las nuevas tecnologías han hecho que muchas personas opten por la lectura en dispositivos electrónicos como ibooks, tablets o los mismos móviles a los que les damos multitud de usos. Pero aún así, son muchos los que prefieren el encanto de la lectura del libro en papel y guardarlos cuidadosamente en sus estanterías. Es difícil cuidar los libros y evitar que se cubran de polvo, e incluso a veces pueden coger mal olor o llenarse de moho.

A continuación podréis ver que con unos toques de química podremos mantenerlos en buen estado. Esperamos que os sean útiles para que vuestros libros recuperen el encanto de cuando eran nuevos.

Limpieza de un libro encuadernado

Para que los libros encuadernados en piel queden como nuevos, sólo hay que quitar el polvo y frotarlos con una esponja humedecida en agua y cera líquida. Después  secar y frotar con una gamuza.

Como quitar el color amarillo de las tapas

Si las tapas del libro se ponen amarillentas, podemos recuperar el blanco original limpiándolas con un algodón humedecido en lejía, y agua oxigenada y agua a partes iguales.

Cómo eliminar el olor a moho y la humedad de un libro

En caso de olor a humedad, espolvorear el libro con polvos de talco. Cerrarlo y colocarlo entre dos libros de mayor volumen y peso. Tras unos días el talco habrá absorbido la humedad. El talco se podrá retirar de forma sencilla.

Para eliminar el olor a moho coloca el libro en una bolsa de plástico con un poco de bicarbonato. Deja reposar por unos días, el olor desagradable procedente del libro habrá desaparecido.

Related Posts

Related Products