×

:

Not a valid Time
Campo obligatorio.

¿Cómo quitar el moho de las paredes?

¿Cómo quitar el moho de las paredes?

¿Quieres saber cómo quitar el moho de la pared? En este artículo te lo explicamos.

El moho no solo es algo que puede perjudicar mucho la imagen de una habitación, ya sea en casa o dentro de una oficina de un negocio, sino que también supone un riesgo importante para la salud de las personas que pasan ahí muchas horas.

Tanto si te dedicas a la limpieza como si simplemente necesitas eliminar de una vez por todas este problema, esto te interesa. A continuación te explicamos qué productos de nuestra tienda puedes aprovechar y cómo utilizarlos.

1. Agua oxigenada

El agua oxigenada, conocida por los profesionales como peróxido de hidrógeno, es una de las mejores opciones para desinfectar las paredes antes de acabar con las esporas. También es posible blanquear con agua oxigenada.

Para uso doméstico, nosotros recomendamos usar nuestra agua oxigenada concentrada en 8 %, conocida también como "lejía sin cloro" por sus propiedades desinfectantes y la ausencia del típico olor que deja la lejía.

Para usar el agua oxigenada:

  • Pon el agua oxigenada en algún frasco con un difusor.
  • Rocía el agua oxigenada sobre los hongos.
  • Deja actuar 10 minutos.
  • Limpia con un paño húmedo.
  • Seca bien la zona. Puedes usar un secador o abrir las ventanas para que ventile.

Si vas a guardar tu agua oxigenada para cuando vuelvan a salir los hongos (algo que puede llegar a pasar), te recomendamos que lo guardes en un lugar oscuro, ya que la exposición a la luz puede disminuir las propiedades del producto.

2. Lejía

La lejíahipoclorito de sodio es ya un clásico en muchos hogares, y una opción preferida por muchos profesionales de la limpieza por su alta fiabilidad de múltiples aplicaciones y su conocido poder blanqueante. Al fin y al cabo, el cloro activo que contiene nuestro producto termina fácilmente con microorganismos y bacterias.

Si quieres usar lejía para acabar con el moho de la pared, sigue estos pasos:

  • Haz esta mezcla en un cubo: 1 porción de lejía por cada 3 de agua.
  • Moja un estropajo en la mezcla.
  • Pasa el estropajo donde está todo el moho.
  • Deja actuar 10 minutos.
  • Enjuaga con un paño mojado en agua.
  • Retira los restos de moho con un estropajo o un cepillo.
  • Deja secar la zona.

3. Amoníaco

Aunque el amoníaco es conocido por ser un gran desengrasante, lo cierto es que también tiene un potente efecto limpiador. Por eso mismo funciona tan bien como parte de la formulación en muchos productos de limpieza.

La única "pega" que puede tener usar amoníaco es que resulta muy agresivo con las superficies enceradas, así que evita aplicarlo en esas zonas y usa agua oxigenada en su lugar siempre que puedas.

Para usar el amoníaco, sigue estos pasos:

  • Mezcla 1 porción de amoníaco con 3 de agua.
  • Moja el estropajo en la mezcla y aplícalo sobre el moho.
  • Déjalo actuar 15 minutos.
  • Enjuágalo con otro paño mojado en agua.
  • Como has hecho con la lejía, retira los restos frotando con un cepillo o estropajo y más agua.
  • Seca bien la zona.

4. Vinagre de limpieza

Hay quien te dirá que uses vinagre de manzana, pero la verdad es que la solución más profesional que puedes emplear es el vinagre blanco o vinagre de limpieza, que puedes conseguir fácilmente (y de manera económica) mezclando nuestro ácido acético con agua.

Según algunos estudios que se hicieron, el vinagre blanco es capaz de, solo con su aplicación, terminar con el 82 % de las esporas de moho, incluyendo también virus y bacterias.

Para conseguir vinagre blanco con este producto, solo debes usar 5 partes de ácido acético por cada 95 de agua, mezclar bien y ponerlo en un bote con difusor. Si quieres, puedes preparar varios botes para que todo el equipo de limpieza tenga uno a mano.

Sigue estos pasos:

  • Rocía el vinagre directamente sobre el moho.
  • Deja actuar al vinagre durante al menos 2 horas.
  • Frota las zonas afectadas por el moho con un cepillo.

Deja que la habitación se ventile y, si ves que queda un fuerte olor a vinagre, rocía una segunda vez añadiendo a la mezcla un poco de aceite esencial de un aroma que sea agradable. Será bueno para rematar al moho y también para mejorar el olor del ambiente.

5. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato sódico es otra opción que puede funcionar, y que está presente en la mayoría de hogares. Hay muchas soluciones caseras del bicarbonato que se suelen recomendar por internet, y no es casualidad.

Para el uso profesional e industrial, el bicarbonato también es muy recomendable, sobre todo si tu oficina va a estar expuesta al público, ya que no deja malos olores, algo que puede ser muy importante en algunos casos.

Sigue estos pasos:

  • Diluye el sodio en agua, en un difusor, mezclando bien.
  • Rocía la mezcla sobre el moho.
  • Déjalo actuar al menos 10 minutos.
  • Frota la superficie con un cepillo o estropajo
  • Aclara con agua y otro paño húmedo.

Para situaciones donde el moho requiera de una acción mucho más agresiva, con precaución, siempre puedes usar los polvos del bicarbonato de sodio y añadir vinagre y/o agua oxigenada. Esto provoca una reacción química que limpiará enseguida la superficie.

El problema no se acaba aquí, ya que el moho es un problema que tiende a reaparecer si no se trabaja en su prevención. Si quieres terminar bien el trabajo, sigue lo que te explicamos en el siguiente punto.

Evita que vuelva a salir moho en las paredes

  • Limpia a menudo las superficies húmedas donde salió el moho, aplicando de vez en cuando el producto que has empleado para retirarlo.
  • Usa un deshumidificador para mantener la habitación seca, si es posible.
  • Ventila a menudo la habitación para evitar que se acumule la humedad.
  • Aplica pinturas antimoho sobre dicha superficie, una vez se haya limpiado y secado por completo.
  • Intenta no mojar las paredes y mantener el ambiente seco.

Recuerda que el moho se aprovecha de la humedad en las paredes, ya que es donde mejor puede reproducirse.

Ahora que te hemos explicado cómo quitar el moho de la pared, esperamos que acabes con esta molestia, y por fin puedas limpiar esa zona tan difícil de tu hogar, oficina o nave.

Your feelings about the post?

Tipos de conservantes: Naturales y artificiales
Previous article

Tipos de conservantes: Naturales y artificiales

Next article

¿Qué es una solución tampón?

¿Qué es una solución tampón?

Related Posts

Related Products